Historia

Introducción

La compañía Ama Shantalen es la segunda compañía del pueblo del alarde de San Marcial, es decir la segunda de las compañías que no representa a un barrio histórico. Fue fundada en 1919, por D. Ángel Martin. El nombre de la compañía hace referencia a la ermita de Santa Elena y mantiene la escritura fonética del euskera de aquella época.

Explicación de la ermita

La ermita de Ama Shantalen, está situada en el casco viejo de Irun, al pie de la colina de Matxalagain, junto al camino de Santiago, a la orilla del río Estebenea. Se considera el vestigio cristiano más antiguo de Gipuzkoa, debido al hallazgo de una moneda del emperador Constantino (306-337).

La ermita del siglo XIV, reformada en el XVI, es una ampliación de otra del siglo X, construida sobre un primitivo templo romano de fines del siglo II d. C. que estaba orientado al Sur y dividido en dos estancias.

El templo fue edificado a su vez sobre una necrópolis de incineración datada entre los años 50 y 150 d.C. en los que se utilizó como urnas, (en la mayoría de las 106 encontradas) recipientes de cerámica común local, algunas de ellas dentro de un recinto de unos 3 m. de lado.

En 1989 se transformó en museo. Desde la parte del coro se pueden ver los restos del recinto romano y la necrópolis de incineración. A día de hoy es un museo que abre todos los sábados o bajo cita previa.

La ermita figura en la parte central del banderín de la compañía y es en ese lugar donde año tras año la compañía realiza su ensayo en parado.

Helena de Constantinopla

El nombre de la ermita, y consecuentemente el de la compañía, provienen de Helena de Constantinopla, también conocida como Santa Elena. Fue una emperatriz romana que  posteriormente fue canonizada por parte de las Iglesias católica y ortodoxa. El nombre de Helena lo traducen como “antorcha resplandeciente”. Es muy conocida por haber sido la madre del emperador Constantino I el Grande, quien les concedió la libertad a los cristianos.

Explicación del acta de fundación

Una vez terminada la 1 guerra mundial 1915-1918, años en que el alarde no se celebró, Angel Martin solicito al ayuntamiento de Irun la formación de una compañía para participar en el Alarde de San Marcial. Lo hizo de la manera habitual que por aquel entonces solía ser “de palabra” reuniendo lo solicitado en la ordenanza que regula la participación en el Alarde. Sin embargo, no fue suficiente esta exposición, instándole a que hiciese la petición por escrito (algo inusual por aquella época) a la comisión de festejos de la Ciudad que por lo general lo regulaba la Comisión Municipal de Fomento.

Se cree que Angel Martin, vecino de la calle Santa Elena nº 13, fue el primer capitán de la compañía de Ama Shantalen, siendo lo más normal al ser él quién reunió a los primeros 50 hombres armados, número mínimo para formar una compañía tal y como constaba en la ordenanza municipal del Alarde de San Marcial.